El mantenimiento industrial se define como el conjunto de técnicas y normas profesionales que se llevan a cabo para garantizar la conservación y el correcto funcionamiento de las instalaciones y maquinaria de una planta industrial.

El mantenimiento industrial se clasifica en tres tipos: predictivo, preventivo y correctivo. De estos el que más relevancia tiene es el mantenimiento industrial preventivo pues ofrece la posibilidad de evitar posibles errores que mermen el desempeño de las maquinarias.

Así mismo, el mantenimiento industrial preventivo ofrece varias ventajas, como son:

-
Reduce en un alto porcentaje el riesgo de error y fugas.
- Comparado con el costo de las otras dos clases de mantenimiento, este es mucho más económico.
- Provoca una alta productividad y el trabajo constante al reducir los paros imprevistos en las maquinarias.
- Facilita un mejor control sobre la producción.

Si estás interesado en contratar un servicio de mantenimiento industrial preventivo, no dudes con comunicarte con nosotros, te atenderemos con todo gusto.